18/5/08

El fuego está controlado...

Con Cicloferon, el fuego está controlado.

Ojala fuera así de fácil como con el fuego labial del cual presumen las pomadas pueden deshacerse, ojala fuera así de sencillo controlar el fuego, el doloroso ardor que ataca a veces el alma y el cuerpo. Debieran crear una pomada para las heridas del alma y yo, como muchos la pagaría.

Uno cree que puede controlar su dolor y sus emociones, uno cree que tiene el control, y ciertamente, lo tiene, pero ocurre que hay días en los que el pasado reflejado en el presente se torna dolorosamente irreparable. Lejos de querer sonar como una emo (pobres niños ya déjenlos maquillarse la cara y peinarse de lado, un día dejarán su adolescencia y se despintaran las uñas del color negro) sólo digo que alguien debiera hacerse cargo de crear algún remedio para esos días en los que uno se vence por todo lo que le a ocurrido. Si bien algo tiene de benéfico recordar, no siempre logras extraer la lección de tus errores y digan lo que digan los psicólogos, que están más locos que uno (mi cabello y mi cuerpo golpeado lo saben) aunque la cura esta en uno mismo, a veces se necesita un empujoncito.

Con el tiempo yo he encontrado mi pomada, o bien para explicarme, las manos que pueden aplicar un remedio. Sólo quisiera saber si esta medicina nunca va a caducarme, porque quisiera conservarla, aún cuando tenga contraindicaciones.


ESTO SÉ DEL AMOR

Esto sé del amor
dos cuerpos se presienten
si alguno tiene suerte se reconocen
desde su soledad penetran
desde su soledad asesinan
se retuercen
y como dice el poeta
a este sueño asisten doce semanas
doce

En cuanto a mí
al único que me amó
lo convertí en ciudad refugio
y ante la novedad de otras ciudades
abandoné el vientre que habitaba
desde entonces lo persigo en otros cuerpos
he caminado tantas calles
que he olvidado mi nombre
nadie sabe ahora que apellido colocarme
han de llamarme Lilith, Tulia o Lucrecia


Para todos he tenido la caricia
cada uno ha abierto por primera vez el tallo
cada amante ha sido amado en mi cuerpo
con estas manos insaciables de acariciar su sexo
con estas piernas firmes ante las embestidas
estas piernas que persiguen aquella ciudad
por la que hoy
sigo escribiendo estas palabras

Esto es lo que sé del amor
lo demás lo han inventado
______________________________________
Del poemario, Para reinventar esa palabra.

7 comentarios:

Spider dijo...

Hola xDDD

Hace mucho q no me pongo a navegar por el ciberespacio xDD

Espero que estés bien ^^

Lei un poco (ya que el tiempo que tengo para andar en internet se hace cada vez menos) sobre tu sala de lectura espero que te vaya muy bien con ese proyecto :)

Leí tu comentario sobre "Velocidad Relativa" y me rei mucho kjajka
, a mi me gusta mucho la física y hacia alla van mis estudios xDD espero tener surte kjajkajk

MUcha suertee en todo ^^
se te estima ;)
saludotes, abrazotes y besotes.

XAUxeras

Anónimo dijo...

"Moscas En La Casa"?????

Anónimo dijo...

da tu toque garfias!


meau.

Anónimo dijo...

garfias pon unas fotos ponedoras para que tus fans nos pajiemos a todo dar. que esa espalda pierda el nombre ajua¡

EL Peq dijo...

me he pasado a a dar la vuelta por tu blog, que para sorpresa mia no has hecho de las tuyas en estos dias... q paso Garfias el mundo te tiene tan ocupado como para no escribir o es q escribes mucho en estos dias? tanto como para olvidarte de la Estacion Lunar!!!!!!

Said dijo...

Dichosa tu que sabes lo de las piernas, las embestidas y a quien buscas... yo de la amor no se nada, del amor yo no se nada.

Palbo dijo...

El discípulo estaba ocupado mezclando diferentes tipos de yerbas.

-¿Para qué mezclás la yerba? -preguntó el maestro.

-Porque no quiero acostumbrarme al gusto de ninguna -respondió el discípulo.

-¿Y cómo vas a hacer para no acostumbrarte al gusto de la mezcla?

El discípulo se iluminó.