23/7/08

Confieso que No he vivido...





You Know I'm No Good... Amy, Amy.












Yo nunca he sido una gran mujer, las grandes mujeres existen en las mentes de quienes la crean idealizadas para caricaturas. Sólo puedo decir que he sido mujer y punto. Cometo errores como todas las mujeres y sí, me he enamorado hasta el grado de idiotez en varias ocasiones.

Hoy tengo 23 años, me confieso mujer tatuada por malos amores y por un par de tatuadores. Ambos tipos de tatuajes los llevo en la espalda. Todos han dolida con la misma intensidad, ninguno se borra y las punzadas que los fijaron me llegaron en todos los casos al corazón.
Confieso también que he llevado perforada la lengua, la ceja, la nariz, el ombligo, las orejas, las uñas y la espalda justo en la cadera. Lo maravilloso
de las perforaciones es que dejan cicatrices, y duelen al colocarse, pero al fin y al cabo, desaparecen.

Cualquiera puede constatar mi gusto por la cerveza y el vodka, mi predilección por los gatos, las películas de Woody Allen , Ely Guerra y los cigarros Delicados. Todos saben que mido 1.70 y que con tacones soy enorme y mis amigos dicen que cuando uso zapatos altos camino como macho.

Me gusta que me llamen por mi apellido, aunque invariablemente me pongan en documentos y certificados el apellido García en vez de Garfias. Debiera contestarles que amo el apellido García, pero ni aunque me case dejare de ser Garfias.

Confieso todo esto porque un poco a fuerza y un poco a gusto, he tenido que someter mi vida a análisis. De repente no me reconozco, me enfrento a la vida empezando una nueva etapa, nueva carrera y me asusto y en el camino confundo y lastimo a las personas que más quiero. Repito, yo nunca he sido una gran mujer, he sido una niña, luego una mujer y punto.

Mala mujer Amy Winehouse y en realidad no lo es tanto. Tendré que colocar en este espacio un video de esa mujer porque me encanta y sin alusiones a nada yo también canto: You know I'm no good. Dejo también un saludo para la banda campechana que conocí estos días, también saludos a los de Quintana Roo y a los representantes tabasqueños que son la neta del planeta. Una semana compartiendo poesía.

3 comentarios:

ro" dijo...

la Leon en los labios
(y que piernas)
...y rugiendo esas palabras

eso es grandeza, gran mujer

Anónimo dijo...

Dios, cuánta pretensión en mi tierra. Claro, del cerro de "escritores" tenía que ser.

Yo dijo...

Y lo extraño es crecer o acaso nos hemos quedado en el camino por recorrer y pensamos q lo andado es suficiente para renacer en un ser nuevo y estigmatizado por la huellas del amor y el pasado... y al final darnos cuenta q seguimos estando en pañales… la vida sigue solo tenemos q saber que sendero tomar… y todo para no caer.
vale la pena o acaso no Garfias, la mujer, gran mujer Patricia Garfias