27/10/08

Del autismo literario

Existen casos de mortal desperdicio, como el caso ( según cuenta el mito) de la comida que se tira todos los días en muchos de los restaurantes de comida rápida de origen transnacional. Esos casos ofenden a mucha de la sociedad activista que lucha por quienes carecen de alimento y viven en condiciones de miseria.
Dicho esto, a quién podría importarle el desperdicio de neuronas en muchos jóvenes (y no tanto) de mi generación, que sólo escriben para insultar o vomitar sus vísceras y su resentimiento contra el vecinito, la chica que con sus logros amenaza su construcción machista de “ yo soy un cabron, soy un escritor maldito”, el maestro que los reprobó o que no los eligió como consentidos,el que no "presta", la chica que quisiéramos ser y muchos otros ejemplos de personas que en muchas ocasiones ni siquiera se enteran de que son criticados en blogs, metroflogs, cadenas de correos y todos esos recursos que el Internet nos brinda.

Nadie se ha puesto a pensar si será correcto lanzar cualquier declaración a la web sólo porque se me ocurrió que sería chistoso.

En verdad es penoso el caso de compañeros generacionales, que demuestran su preparación y talento en discursos que dejan ver sus capacidades para el desarrollo de un tema y sus posibilidades para estructurar ensayos de mucha calidad, pero que mal gastan su talento en textos absurdos y nunca terminan de comprometerse con nada.

Este es el caso de quienes padecen autismo literario, porque se ocupan de todo, menos de utilizar su talento en desarrollar diferentes discursos orientados a su “aparente preocupación genuina” la literatura.

Hay demasiado en que volcar el talento, actividades culturales, libros, tantas cosas que reseñar o comentar, pero el autista, pasa de largo y sólo ve el chisme y lo menos importante.

No debemos olvidar que la literatura es mas que una pose, mi cigarrillo en la mano izquierda, mi cerveza (o copa de vino) en la otra, mis lentes de pasta o mis tatuajes amenazantes, no me hacen artista, sólo me estereotipan.
Uno debe estar por encima de todo eso. Uno debe escribir y recrear en sus palabras la realidad ficcionada, sintetizada en las palabras exactas que formaran el verso preciso

Unas palabras de Rilke al respecto :

"Una obra de arte es buena si ha nacido al impulso de una íntima necesidad. Precisamente en este su modo de engendrarse radica y estriba el único criterio válido para su enjuiciamiento: no hay ningún otro."

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No es solo de tu generación. Es un recurso de algunas personas para conocer diferentes foros y adherirse a alguno. Si no hablas mal de un@, el otr@ no te hace caso. Y creo que much@s más hacen eso ¿no?.
Me parece que no es necesario mal gastar la bilis en ese tipo de personas; sería preferible tomarlas como ejemplo para no hacer lo mismo. ¿Que opinas?

Flor dijo...

Breve y demoledor. Este post rebosa de razón. En lo particular no me siento libre de culpa, hubo un rato en el que me dio por echarle brinca a los yucatecos sólo porque tenía el vehículo para hacerlo. Uno de mis escritos más olvidables entre mi archivo de escritos olvidables.

Un saludo.

Patricia Garfias dijo...

anónimo, opino que no hice bilis, sólo decía, sólo me expresaba, pero no, no hice bilis.

Patricia Garfias dijo...

Flor, ¿eres la Flor campechana que conoci en Chiapas?
un saludo de cualquier forma.
pasa la liga de tu blog.

Antoinette dijo...

Hola Paty!

He navegado en tu blog y me encantan los textos que has subido (el que lee Teresa López Díaz me sonó al poema XX de Neruda); también tuz andanzas a través de los recuerdos; lo que no me ha gustado es la invitación al libro de Muñoz Ledo, y no es por ser derechista, sino porque los presentadores para mí son lo más veleta que existen... pero bueno, es my chido tu blog, tus escritos y sobre todo las ganas que tienes por realizar todo lo posible dentro del campo de la literatura (y eso que para mí el "famoso centro yucateco de escritores" no lo trago ni con cerveza). Ojalá no te contamines con tanta mierda que hay ahí y sigas tus convicciones.

¡Yo te apoyo desde la red!

Contigo... Antoinette

Anónimo dijo...

Muy bonito mi Garfias.

Yo.